¡ NUEVO ! Hasta que el Cuerpo Aguante del 20 de ENERO 2017

Visite nuestro sitio en la WEB

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

lunes, 16 de enero de 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 20 DE ENERO DE 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 20 DE ENERO DE 2017

* Presentaremos diversas coplas o peleas musicales de películas de antaño
* Escucharemos tres canciones del compositor bilbaíno Carmelo Larrea
* Además, Juventino Rosas nació hace 149 años. Oiremos Fondo azul, con letra de Ignacio Magaloni Duarte. Alfonso Ortiz Tirado y sus viajes a Cuba. Rarezas musicales con el cantante cubano Reinaldo Henríquez. Presentaremos tres boleros del michoacano Salvado Rangel. Disfrutaremos de las canciones del trío tamaulipeco de los Hermanos Samperio
* En La cadena del recuerdo, una cápsula sobre Horacio Guarany, recientemente fallecido, y en Una canción colombiana para el mundo presentaremos el tema El trapiche

1. Este viernes recordaremos algunas bandas sonoras de escenas cinematográficas de antaño en las cuales destaca la participación de cantantes en amenas “peleas musicales” o coplas contestadas. Por ejemplo y tal vez la más famosa es la que protagonizaron Jorge Negrete y Pedro Infante en la película “Dos tipos de cuidado” en 1953. Fue uno de los momentos cumbres de la cinta y una verdadera joya antológica del cine nacional, la escena sucede durante la fiesta del santo de Genoveva, donde los dos protagonistas, Pedro Malo y Jorge Bueno, cantan las Coplas con las guitarras del Trío Tamaulipeco de los Hermanos Samperio. Inolvidable también es la película Allá en el rancho grande en las que podemos escuchar la pelea musical de Tito Guízar en las Coplas del caballo palomo, creadas por Lorenzo Barcelata. En la película “A volar joven” también Mario Moreno Cantinflas incluye este recurso de coplas o peleas musicales. Presentaremos igualmente fragmentos de la película “Ay palillo no te rajes”, en las que Jesús Martínez se pelea, musicalmente hablando, con los opositores políticos que tiene en la historia. Ofreceremos también las Coplas de retache con Jorge Negrete y Amanda Ledesma. Germán Valdés Tin Tan empleó también esta opción en algunas de sus películas como en “Lo que le paso a Sansón”, de 1955, y en “Loco por ellas”, de 1966, en donde destaca un contrapunteo, aunque amigable, con el cantante venezolano Néstor Zavarce.

2. El trío tamaulipeco de los Hermanos Samperio estuvo integrado por los hermanos  Guillermo, Rafael y Ernesto Samperio.  Debutaron en 1938 en la radio emisora capitalina XEQ.  Seis años después en la famosa XEW donde estuvieron en programación por muchos años.  Participaron en innumerables películas del cine mexicano: El criollo (1945), Camino de Sacramento (1945), La malagueña (1947), Cuando lloran los valientes (1947), Los tres vivales (1948), Flor de caña (1948), La última noche (1948), La novia del mar (1948), La mujer del otro (1948), Si Adelita se fuera con otro (1948), El charro y la dama (1949), Solo Veracruz es bello (1949), entre otras. Hicieron gira por América y visitaron Puerto Rico, Cuba y California, Estados Unidos. Se especializaron en música tradicional mexicana. El escritor Guillermo Samperio, hijo de Guillermo, uno de los integrantes del trío, define así las cualidades musicales de su padre: Mi padre era miembro del trío tamaulipeco de los hermanos Samperio y tocaba el requinto, pero también componía canciones; creo que desde el vientre materno y luego en la infancia lo escuché componerlas. Su método era ir incorporando la música a la letra. Yo veía cómo iba apareciendo la canción. Esta forma de componer de mi padre fue importante para mí, si bien no me fui por el lado de la música. Una canción tiene letra y música, y para mí la escritura de un cuento o de un texto en prosa, sobre todo en el primero, requiere de una específica musicalidad interna de las palabras.

3. Del compositor michoacano Salvador Rangel presentaremos los boleros “Canción del corazón”, en la voz de Genaro Salinas; “Juntito al mar” con Fernando Fernández y “Amor y olvido” con la cantante Toña La negra.  El compositor Salvador Rangel nació el 8 de Junio de 1910 en La Piedad de Cabadas, Michoacán. Falleció el 29 de Octubre de 1981. Según datos de la SACM, Salvador Rangel vivió en su tierra natal hasta 1922. En 1923 viajó a Guadalajara, Jalisco para estudiar la secundaria. Cuando la terminó entró al Conservatorio de Música. Su primer maestro de piano fue un gran músico alemán, después continuó sus estudios con el maestro Rosalío Ramírez. Más adelante estudió armonía con el maestro Andrés Sandoval. Continuó sus estudios de perfeccionamiento de piano y también de acordeón. Aproximadamente en 1930 se inició en el mundo de la composición, sus primeras obras fueron "Rayo de Luna", "Rumor de Serenata", "Tres Años", "Aires de Sinaloa" y "Arrullo del Mar". En 1931 viajó a Tijuana para probar suerte en la frontera norte. La obra con la que obtuvo mayores satisfacciones fue "Tu y Yo", ya que se le reconoció a nivel nacional en un evento que le fue organizado en el teatro Alameda, ahí se le dio el reconocimiento de Compositor del Año, por el éxito alcanzado con esa canción. El diploma que recibió fue firmado por Alfonso Esparza Oteo, que era Secretario General del SMACEM. Una anécdota refiere que un día se publicó en algunos periódicos la noticia de que Salvador Rangel y Alberto Domínguez se habían ahogado en una playa del Pacífico. Fue una coincidencia asombrosa, ya que eran unos homónimos.

4. Este viernes presentaremos tres canciones del compositor español Carmelo Larrea: “Dos cruces”, “Tres cosas” y “Camino verde”. Popularísimo compositor de tonadillas y canciones, autor de grandes éxitos musicales. Nació en Bilbao en 1908 y falleció el 2 de febrero de 1980 en Madrid. Trabajó durante cinco años en un circo, formando con otros dos muchachos un trío de piano, violín y concertina. Debutan en Donostia-San Sebastián formando parte del circo de los hermanos Carrey. Carmelo tocaba el piano y era un entusiasta de la música de "jazz". El primer gran éxito de este vasco fueron unas bulerías ¡Que buena soy!, que cantaba Gracia de Triana en una película de la época, "Escuadrilla". En 1941 escribe Noche triste, que es estrenada por Antonio Machín en Sevilla, obteniendo un gran éxito. A partir de entonces, Larrea no cesa en su producción musical y compone nuevas canciones, tales como: “Las doce en punto”, “Un año más” y el pasodoble “No te puedo querer”. Se desplaza a Madrid, donde vive en el Hotel de la Marina de la calle del Carmen y trabaja en la orquesta de Alazán. Larrea, animado por un amigo suyo, Méndez Vigo, escribe una canción para un festival musical. La canción, titulada en principio Soledad, después pasaría a llamarse Dos cruces. Siguen los éxitos de Larrea: Camino verde, escrita para que la interpretara "Angelillo" en la película "Suspiros de Triana" (1955) de Ramón Torrado. Posteriormente, se desplaza a América y, tras recorrer varios países durante nueve años, regresa a España (Con datos de http://www.euskomedia.org/aunamendi/86315).

5. Desde la península yucateca recordaremos al poeta Ignacio Magaloni Duarte, nacido en Mérida, Yucatán, el 25 de enero de 1898 y fallecido el 29 de abril de 1974. Fue hijo del también poeta Ignacio Magaloni Ibarra. Estudio en Mérida en el Colegio de San Ildefonso y en Estados Unidos en el Seaton Hall College. Según datos de Don Luis Pérez Sabido en su Diccionario de la Canción Popular en Yucatán, con poemas de Magaloni Duarte, Guty Cárdenas compuso el bolero “Fondo azul” y la danza “Hoy que vuelves”, que graba el Ruiseñor en el sello Columbia en el año de 1929. Ignacio Magaloni Fuerte fue director de la revista El Faro (1920), en el puerto de Progreso, jefe de redacción del Diario del Sureste (1931) y colaborador del Diario de Yucatán. Fundó la revista Poesía de América (1952-1956). Versos suyos fueron musicalizados, aparte de Guty Cárdenas, por Manuel “Chel” Solís. Magaloni murió en la ciudad de México donde radicó gran parte de su vida. Por sus aportaciones a la música yucateca, su retrato al óleo forma parte de la galería de poetas del Museo de la Canción Yucateca. De Ignacio Magaloni Duarte es el libro Educadores del mundo, en el que se refiere a la aportación que hicieron al mundo los mayas, toltecas, nahuas, quiches, quechuas e incas.

6. Para recordar a Alfonso Ortiz Tirado, nacido el 24 de enero de 1896,  escucharemos en su voz dos canciones cubanas grabadas en la isla: “Martha” y “El mayarí”, acompañado de la orquesta de Radio Suaritos. En junio de 1932 el artista estuvo en Cuba para actuar, pero ya en La Habana, dio la noticia de que también lo haría en la ciudad de Camagüey, donde tenía algunos amigos médicos que le habían invitado a visitarlos. Según las crónicas, su actuación en el Principal durante la noche del jueves 16 de junio fue a teatro lleno, por lo que cuando el cantante supo que fuera de la sala había quedado mucho público sin poder entrar, anunció que volvería a cantar al siguiente día, pero a las cinco de la tarde, pues a las ocho de la noche embarcaría de regreso a La Habana. El día 17 en horas de la mañana, y a pesar del programa, dejó a un lado su descanso para volver al hospital de la Colonia Española a interesarse por un caso de Osteomielitis que en la víspera había discutido con sus colegas camagüeyanos, sin que estos dieran esperanzas sobre los resultados de cualquier operación. Ortiz solicitó permiso para operar esa misma mañana al paciente, quien dio su consentimiento. Esa operación fue muy complicada y duró varias horas, pero resultó un éxito. Por cierto que aquel trabajo de cirugía luego se utilizó como cursillo especializado, debido a la moderna técnica medica aplicada y que era en parte desconocida en Cuba. (Con datos de http://panoramaciudad.blogspot.mx/2011/10/alfonso-ortiz-tirado-y-en-el-recuerdo.html).

7. Dos rarezas musicales son la que presentaremos con el cantante cubano Reinaldo Henríquez y la orquesta Casino de la playa, se trata de los temas mexicanos “Bésame mucho”, de consuelito Velásquez, y “La feria de las flores”, de Jesús Chucho Monge. La Voz más Expresiva de América, como se le conoció a Henríquez, nació en Santiago de Cuba, antigua provincia de Oriente, el 21 de agosto de 1915. Falleció en La Habana, el 8 de junio de 1987. Inició su carrera artística en 1939, en la radioemisora CMKO de Santiago de Cuba. En la década del 40 se trasladó para La Habana, donde actuó por las radioemisoras CMQ, Mil Diez y RHC-Cadena Azul, acompañado por el pianista y compositor Orlando de la Rosa. En 1942 viajó a los Estados Unidos, contratado por Edmund Chester. Se presentó por la CBS de Nueva York, y en el cabaret El Chico, de Greenwich Village. En 1953 regresó a Cuba. El pianista Frank Emilio fue su acompañante por varios años. Henríquez tenía un amplio repertorio, sobre todo dominaba las canciones de Adolfo Guzmán. Reynaldo Henríquez trabajó con el Quinteto Instrumental de Música Moderna, integrado, entre otros, por Frank Emilio y el baterista Guillermo Barreto. Este intérprete actuó, entre otras salas, en el Museo Nacional de Bellas Artes, acompañado por el pianista y compositor Frank Domínguez. Esta fue una de sus últimas presentaciones en público.

8. Hace 149 años, el 25 de enero de 1868, nació José Juventino Policarpo Rosas Cadenas, en Santa Cruz de Galeana, hoy Ciudad Juventino Rosas, en el Estado de Guanajuato. Para recordarlo escucharemos sus composiciones “Sueño de las flores” y “La cantinera”. Fueron sus padres, Don José de Jesús Rosas y Paula Cadenas. A Don José le tocó combatir contra la intervención francesa; era músico militar, tocaba el arpa y enseñó música a sus hijos, con quienes formó un trío que tocaba en bailes, bautizos y otros eventos, lo que les permitía obtener modestos ingresos. En este trío, Manuel el hermano mayor, tocaba la guitarra; Juventino el violín, y su padre el arpa. Como el pueblo era pequeño no encontraban oportunidades para su desarrollo, por lo que decidieron viajar a la ciudad de México en 1875. Una vez ahí, se convirtieron en uno más de los muchos grupos que trataban de sobresalir y ganar un poco de dinero y un poco de prestigio. El trío se convirtió en cuarteto, ya que se incorporó su hermano patrocinio, quien actuaba como cantante. Eran un conjunto de arpa, violín, guitarra y voz, pero la situación de ellos no mejoro, ya que además de una fuerte competencia, su aspecto eminentemente indígena, no les ayudaba. El conjunto familiar se desintegró a causa de la muerte de Manuel, quien falleció en una riña de vecindad, al disputar con un rival el amor de una mujer. Juventino encontró acomodo en algunos grupos musicales. 

9. En la sección Una Canción Colombiana para el Mundo, desde Bogotá, el coleccionista Alberto Cardona Libreros nos hablará de la canción “El trapiche”, Con letra de Ismael Enrique Arciniegas y música de Emilio Murillo Chapul. En el caso de Ismael Enrique Arciniegas, nació en Santander, Colombia, el 2 de enero de 1865 y murió en Bogotá, el 23 de enero de 1938. Fue un poeta cuyo estilo se encuentra en la transición del romanticismo al modernismo. En Bucaramanga comenzó a ejercer el periodismo, profesión que mantuvo el resto de su vida. En 1887 fundó El Impulso; posteriormente dirigió La República y El Eco de Santander. En 1904, Arciniegas adquirió el periódico El Nuevo Tiempo, donde desarrolló una labor periodística muy importante que se extendió, a lo largo de casi tres décadas, hasta finales de 1930. El periódico, cuya ideología era conservadora, alcanzó una enorme influencia en la política. La defensa de causa aliada en la primera guerra mundial, le valieron a Arciniegas condecoraciones, como la Legión de Honor en grado de Gran Oficial; la Orden del Imperio Británico en grado de Comandante; La Orden de la Corona de Bélgica en grado de Gran Oficial. Ismael Enrique Arciniegas es especialmente reconocido por su obra poética, centrada en temas como la naturaleza y el amor. De su basta obra podemos mencionar los siguientes poemas: A Solas, Inmortalidad, El Trapiche, Fugitiva, El poeta Bohemio, Romanza antigua, Paisaje, La Balada del Regreso, Noche de invierno, La Canción del Otoño, Su Corsé, El Baño, El Virrey.

10. En la Cadena del Recuerdo, escucharemos una cápsula dedicada a Horacio Guarany, con la producción de FM Latina, de Trelew, Argentina. El folklorista argentino Horacio Guarany falleció el pasado 13 de enero de 2017 a los 91 años. Grabó 57 discos y actuó en innumerables festivales, con gran éxito. Horacio Guarany nació el 15 de mayo de 1925 en Las Garzas, provincia de Santa Fe, con el nombre de Eraclio Catalín Rodríguez. A los 17 años se estableció en Buenos Aires con el proyecto de triunfar como cantante. Al inicio de su carrera interpretó folclore, pero también tangos y boleros, mientras se ganaba la vida como estibador en el puerto. Se inició con la Orquesta de Herminio Giménez, cantando música paraguaya y en idioma guaraní. En 1957 debutó en Radio Belgrano de Buenos Aires, consiguiendo que su interpretación de «El mensú» (de los hermanos Ramón Ayala y Vicente Cidade), se difundiera en las estaciones de radio. Fue autor de  conocidas composiciones como «Guitarra de medianoche», «Milonga para mi perro», «La guerrillera», «No sé por qué piensas tú», «Regalito» o «Si se calla el cantor». A los 32 años publicó el primero de los 57 discos que comprende la trayectoria de uno de los más populares artistas del folclore; una trayectoria que tuvo su apogeo en los años sesentas y setentas, con sus mensajes de protesta y su reivindicación de las vidas de los peones, los campesinos y los trabajadores golondrina. Muchas de sus célebres composiciones musicales acompañaron las letras del gran poeta tucumano Juan Eduardo Piatelli. El cantor se mantuvo activo prácticamente hasta hace un año. En enero del 2015 había actuado en el Festival de Jesús María, aunque en el 2016, por razones de salud, suspendió su recital.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 20 de ENERO 2017 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

lunes, 9 de enero de 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 13 DE ENERO DE 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 13 DE ENERO DE 2017
* Hace 15 años falleció Amparo Montes y hace 25, Rosa María Alam
* Dos joyas musicales en las voces de Las dos estrellas: Avelina Landín  e Isabel Guzmán
* Además, María Teresa Vera y sus canciones Veinte años y Doble inconsciencia. Oiremos canciones de Carlos Crespo. Juan Legido nació hace 95 años. Tres rarezas con Imperio Argentina, Bing Crosby e Isabel Marengo. El pasado 1 de enero falleció Memo Morales
* En la Cadena del recuerdo, una cápsula sobre Rosa María Alam, y en Una canción colombiana para el mundo hablaremos del dueto Espinosa y Bedoya

1. Hace 15 años, el 13 de enero de 2002, falleció Amparo Montes “La voz pasional”. Amparo Meza Cruz, su verdadero nombre, nació en Tapachula, Chiapas en 1924. Una de las figuras más representativas de la radio en la última generación de la época de oro de la canción mexicana. Graduada de la Escuela Nacional de Comercio, dejó su carrera administrativa para consagrarse al canto. Hizo su debut en 1938 en la radiodifusora XEQ, y en 1941 pasó al elenco de la XEW. Recorrió toda la República interpretando canciones de Gonzalo Curiel, Alberto Domínguez, Alfonso Esparza Oteo, Ignacio Fernández Esperón, Agustín Lara y Mario Ruiz Armengol. Durante muchos años ha cantado en su propio centro nocturno, en la ciudad de México. Fue famosa su interpretación del bolero Nadie, de Agustín Lara. En el libro “Amparo Montes, mi vida”, en versión de Zita Finol, se destaca que el programa dominguero y vespertino “Quiero trabajar” era uno de los de mayor difusión que tenía entonces la XEQ por los años cuarenta, y afirma Amparo Montes: “En ese programa, Ramiro Gamboa, muy lindo, además de todo un señor, dirigía el programa. Me informó que las vacantes ya estaban tomadas, pero en ese momento intervino mi suerte, ya que al escucharme hablar me preguntó si cantaba. Yo había tenido una breve experiencia radiofónica al participar en un programa dedicado a Chiapas, en la XEFO, y sabía que mi voz era buena, eso me animó a decir que sí. Al piano estaba Chalo Cervera y me dijo que si sabía la canción Altivez, escrita por el compositor de Saltillo, Alfredo Parra y como era difícil que yo no supiera alguna canción de moda, pronto captó mi tono y empecé a cantar”. 

2. Gracias a las amables peticiones de los radioescuchas, presentaremos algunas canciones de Carlos Crespo. Sobre este cantante y compositor zacatecano, Pablo Dueñas escribe que era conocido como “El canto de las pasiones”. Fue integrante de la agrupación Los Dorados de villa, el trío de La Noche y el trío Los Jaibos en su primera etapa. Estas agrupaciones dieron a conocer los éxitos de Carlos Crespo, donde involucra la misoginia, el despecho, el ambiente nocturno y las pasiones humanas: “Hipócrita”, “Callejera”, “Escoria humana”, “Carta fatal”, “Un corazón” y otras más, canciones que dieron vida al llamado cine de cabaretero, escenificado por Fernando Fernández, también destacado intérprete de Carlos Crespo. Al hablar sobre el filme hipócrita, Antonio Badú comento alguna vez que el argumento del filme fue del escritor y periodista Luis Spota, quien un día en el Longchamps del Hotel Reforma me mostró el argumento de la película, todavía con otro título. Días después estábamos Fernando Fernández y yo en el Regis, donde actuaba el cantante y compositor Carlos Crespo, quien nos cantó tres canciones: “Hipócrita”, “Amor de la calle” y “Callejera”. Hipócrita me gustó para título de la película cuyo argumento me había mostrado Spota. Se lo comenté al productor Oscar Brooks, quien decidió que así se llamara la cinta y que se incluyera la canción. Hipócrita, bajo la dirección de Miguel Morayta, se hizo al vapor, en sólo 13 días. Creo, sin embargo, que se logró una buena película, pues fue un trancazo en la taquilla. (Foto: AMEF).

3. Dos rarezas musicales son las que presentaremos este viernes en interpretación del Dueto Las Dos Estrellas con los temas: “Sabor de engaño”, del compositor cubano Mario Álvarez y “Chiapas”, de Pepe Marvaez, ambas canciones grabadas en discos de 78 rpm para el sello Victor y acompañadas del Mariachi Vargas de Tecalitlán. Según datos aportados por Omar Martínez, el dueto Las Dos Estrellas estuvo integrado por Isabel Guzmán y Avelina Landín. Seguramente Isabel Guzmán fue la misma que apareció en algunos discos interpretando tangos acompañada del Trío Argentino (Ledesma, Pimentel y Medeles). Este dueto con Avelina, lo conformó Isabel Guzmán a principios de los años cincuenta. En esa época este dueto grabó una gran cantidad de discos de 78 rpm para este sello Victor, entre los que destacan temas rancheros pero también llevaron al disco temas sudamericanos como “La Pastora”, “Quisiera amarte menos” y otros, todos acompañadas del Mariachi Vargas de Tecalitlán. Sin duda son joyas discográficas en donde podemos disfrutar la voz cálida de Avelina Landín a dueto. Recordemos que Avelina era hermana de María Luisa Landín, con quien también canto a dúo. Avelina Landin nació en la Ciudad de México, particularmente en el barrio de Tepito, el 10 de noviembre de 1917. Sus padres fueron Irineo Landín y Magdalena Rodríguez, ambos con marcada afición a la música; don Irineo fue un excelente guitarrista y doña Magdalena tenía importantes dotes de cantante. De modo que, las Hermanas Landín habrían de heredar facultades especiales para el canto desde muy pequeñas.

4. Juan Legido, conocido como “El Gitano Señorón”, nació el 15 de enero del año 1922 en Tetuán, capital del Protectorado español de Marruecos. Destacó como cantante de temas populares españoles en la orquesta "Los Churumbeles de España", con la que mantuvo una carrera prolífica durante años. Popularizaron canciones como No te puedo querer, Doce cascabeles, La leyenda del beso, Lisboa antigua, Las bodas de Luis Alonso, El beso o El Gitano Señorón. Juan Legido se separó del grupo sin que hubiese tenido la gran trascendencia que logró en una segunda oportunidad. Grabó como solista hacia mediados del año de 1951, regresando con ellos para grabar otras muchas canciones. Después, hacia los años 60, retomaron viejas grabaciones. Falleció en el Hotel Dann, en Bogotá, Colombia en la madrugada del viernes 26 de mayo de 1989. Un paro cardíaco le sobrevino en su habitación, después de haber presentado un programa biográfico de cuatro horas en televisión. Los Churumbeles disfrutaron de tres lustros de gloria, entre 1950 y 1965, durante los que grabaron 10 acetatos y despacharon más de 10 millones de discos. Fue tal la rigurosa labor musical de Juan Legido con Los Churumbeles de España que llegó a identificarlos con su voz, la que le dio prestancia y una solidez artística inigualable. Fue tan acentuado tal carácter que todas las circunstancias, artísticas y personales, hacían pensar que el cantante era el líder de la orquesta, pero eso no era así, ya que “Los Churumbeles de España” se formaron muchos años antes de que él se integrara a ellos, y ya el grupo musical gozaba de un prestigio y una muy bien ganada fama y reputación musical bajo la sabia batuta de don José “Pepe” Fernández Ruiz, creador y fundador de tan prestigiosa agrupación musical.

5. María Teresa Vera, voz imprescindible en la historia de la canción trovadoresca cubana, nació en Guanajay el 6 de febrero de 1895. Fue una de las pocas mujeres cantadoras de su momento. Su habanera “Veinte Años” (con letra de Guillermina Aramburu), que data de 1935, entre todas sus composiciones, es, indudablemente, la más popular y difundida. Nieta de esclavos, hija de un militar español que se repatrió al final de la guerra con el propósito de regresar pero falleció antes de lograrlo. Creció al amparo de una familia en donde su madre era sirvienta. Manuel Corona le aconsejó que aprendiera a tocar la guitarra. Por 1911, y cuando contaba con 16 años de edad,  inició su carrera artística con el dúo integrado con Rafael Zequeira. Murió en Ciudad de La Habana, Cuba el 17 de diciembre de 1965. El bolero "Doble Inconsciencia", es tema compuesto por el cubano Manuel Corona casi en los inicios del siglo XX, lo grabó la cantante y también compositora María Teresa Vera junto con Lorenzo Hierrizuelo. Dice Adolfo Hugo Flores en el blog cultural Benny More que México representó mucho para la música cubana, y recuerda que en la época de oro del cine mexicano, ya en la película "La bien pagada" se incluye extractos del tema original de Manuel Corona pero se le cambió de nombre como "Falsaria". Estas controversias suceden porque los derechos de autor no eran respetados en otros países en esos años. Los Hermanos Martínez Gil la grabaron como "Falsaria" y la firmaron como de su autoría. Inclusive en años recientes el Gran Combo de Puerto Rico lo grabó con el estribillo "Oye Salomé", atribuyéndole la autoría al mexicano Pepe Arévalo.

6. El pasado 1 de enero de 2017 falleció Guillermo “Memo” Morales, cantante venezolano conocido como el Gitano Maracucho,  a la edad de 79 años a causa de un infarto mientras se presentaba en pleno concierto de fin de año en Caracas. Proveniente de una familia musical y gaitera, Memo se inició en la canción presentándose como una especie de 'niño prodigio' que cantaba en programas de aficionados. En 1945 llegó a Caracas, donde participó en el programa de Radio Difusora Venezuela llamado Proarte infantil, en el que interpretó el tango Princesita rubia que lo hizo merecedor de su primer premio musical. Morales comenzó su carrera musical en 1953 como una sección vocal de la orquesta Garrido y sus Solistas. En 1954 se trasladó a Caracas y trabajó allí hasta 1958 junto a la orquesta de Juanito Arteta "La Trompeta de Oro de América". En 1958 se unió a Carlos Torres, y de 1959 a 1960 fue el primer cantante de la orquesta de Luis Alfonso Larraín. De 1961 a 1964 fue miembro de la orquesta Los Hermanos Salani. En 1964 estuvo con Billo Frómeta en la orquesta Billo's Caracas Boys. Dio su último concierto completo el 31 de diciembre de 2016 en el Salón Patio Principal del Círculo Militar de Caracas en Los Próceres. Horas después, el 1 de enero de 2017 en pleno concierto de fin de año en La Hermandad Gallega de Caracas a las 2:30 a.m. en plena tarima sufre un infarto fulminante. Fue auxiliado prontamente pero falleció en la ambulancia, camino a un centro de salud.

7. Hace 25 años, el 14 de enero de 1992, falleció la cantante Rosa María Alam. Nació el 4 de agosto de 1913. Para recordarla escucharemos una cápsula de La Cadena del Recuerdo. En 1934, con veintiún años de edad, Rosa María debutó como cantante de boleros en la radiodifusora XEZ de Mérida, propiedad de los hermanos José y Alonso Palomeque Pérez de Hermida; la acompañaba el pianista Ricardo “El Jazz” Medina, en un programa patrocinado por la fábrica de Sidra Pino, que se transmitía de lunes a viernes. El locutor Arturo García Rodríguez, quien más tarde se convertiría en el primer actor de cine Arturo de Córdova, la presentaba como “La Conquistadora del Aire”. De acuerdo con datos de Luis Pérez Sabido, con frecuencia Alam visitaba la radioemisora XEFC, donde canto alternando con Judith Pérez Romero, de apenas 14 años de edad, Irma Farjat, María Luisa Harrison, Tuta y Nena Graham, las hermanas Rubio Osorio y el trovador y compositor Candelario Lezama, entre otros. Por recomendación de Arturo de Córdova, el empresario mexicano don Emilio Azcárraga Vidaurreta la invitó a integrarse al elenco inaugural de la radiodifusora XEQ, que inició sus transmisiones en 1938. A principios de 1940, ya con un prestigio radiofónico bien cimentado, llegó como figura estelarísima al elenco de la XEW, llamada “La catedral de la música en México”, en los gustados programas “Maracas y bongós” y “Cancionero Picot”, donde estrenó, entre otros, los primeros boleros de Gabriel Ruiz. En la XEW, el locutor Pedro de Lille, famoso conductor de La hora azul, la llamó “La Voz Cálida”. 

8. En la sección Una Canción colombiana para el mundo, desde Bogotá, el coleccionista Alberto Cardona Libreros nos hablará del dueto Espinoza y Bedoya, integrado por los músicos y cantantes Eladio Espinosa y Francisco Bedoya. Eladio Espinosa nació en Bolívar, Antioquia, el 18 de octubre de 1920. Una de las más destacadas primeras voces de los duetos colombianos andinos del siglo XX. A sus dotes de gran cantante y ejecutante de la guitarra suma sus condiciones de compositor de bellos temas del folclore andino.Vivió los últimos años de su vida en Envigado, retirado de la música. Falleció en Envigado a principios de 2001. Por su parte, Francisco Bedoya es oriundo del municipio La Ceja del Tambo en el cercano Oriente antioqueño, nacido el 28 de noviembre de 1915. Bedoya integró durante cinco decenios este dueto con  Espinosa y Bedoya, considerado, junto con los de “Garzón y Collazos” y “Obdulio y Julián”, como los mejores duetos colombianos de una larga época de mediados del siglo XX, Intérprete de la guitarra y segunda voz del dueto, Pacho Bedoya es también destacado compositor de aires andinos. De su obra mencionaremos “Luz Marina”, “Encantos”, “Condesa de amor”, “Cadencias”, y otras.

9. Compartiremos con usted tres rarezas musicales que esperamos sean de su agrado: Inicialmente oiremos el vals “Recordar” en las voces de Imperio Argentina y Manolo Russell. Imperio Argentina, como fuera bautizada por Jacinto Benavente, nació en Buenos Aires y de niña emigró a España, donde desempeñó una larga carrera de cantante y actriz. En 1931 actuó en la película ‘’Mi Noche de Bodas’’, junto al galán Manolo Russell. Ambos grabaron el vals ‘’Recordar’’. También escucharemos una muy especial y rara versión del bolero “No te importe saber”, del cubano René Touzet, en la voz del cantante estadounidense Bing Crosby, quien en su madurez, viajaba a la ciudad de La Paz, Baja California Sur, México, en donde alternaba sus vacaciones familiares con una gran labor social. En Las Cruces, un balneario casi aislado, disfrutó (según sus propias palabras) de algunos de los mejores días de su vida, siempre en compañía de su familia. Era muy aficionado al golf y falleció inesperadamente, al parecer por un infarto mientras lo practicaba, en el club de club de golf La Moraleja, en la zona residencial de La Moraleja, situada en Alcobendas, cerca de Madrid (España). Finalmente también presentaremos a la cantante argentina Isabel Marengo con el bolero de Utrera y Menéndez, “Aquellos ojos verdes”. Isabel Marengo nació en Buenos Aires en 1894 y murió en 1977. Vivió la mayor parte de su vida en Temperley, una localidad de Argentina perteneciente al partido de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires. Marengo fue una reconocida soprano lírica argentina. La primera en tener esa condición vocal en su país. Debutó en 1926 en el Teatro Colón como Micaela en Carmen.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 13 de ENERO 2017 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

lunes, 2 de enero de 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 06 DE ENERO DE 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 06 DE ENERO DE 2017

* Desde Tabasco, dos figuras de la música: Lauro Aguilar Palma y Dora María
* Chuy Rasgado, autor de la canción Naila, a 110 años de su nacimiento
* La historia de la canción Longina, de Manuel Corona. Sergio Flores, requinto de Los Tecolines, un niño prodigio. Gonzalo Curiel nació hace 113 años. Desde Colombia oiremos a Matilde Díaz. Rosario Sansores falleció hace 45 años
* En La cadena del recuerdo, una cápsula sobre Ema Elena Valdelamar, y en Una canción colombiana para el mundo, seguiremos escuchando los tesoros musicales de ese país

1. Empezamos el año recordando al tabasqueño Lauro Aguilar Palma, guitarrista, bajista y compositor de canciones y música de salón nacido en Paraíso, Tabasco, en 1883 y fallecido en la Ciudad de México en 1965. Su padre, originario de Guanabacoa, Cuba, llegó a Tabasco en 1869 como refugiado político. Desde pequeño Lauro estudió guitarra de manera autodidacta. Luego fue alumno de Calixto Gómez y Guillermo Eskildssen, y con este último aprendió a tocar el contrabajo. Formó parte de tríos tabasqueños y orquestas de baile. Dado de alta en el ejército constitucionalista, compuso en esa época las marchas militares Sol de libertad (1922, considerado himno regional de Tabasco), Los girondinos, Obregón en Tabasco y General Abelardo L. Rodríguez. Nuevamente en la vida civil, en 1926, obtuvo el primer premio del Concurso Nacional de la Canción Mexicana, realizado en el teatro Esperanza Iris. Radicado desde entonces en la ciudad de México, estudió guitarra en la Escuela Popular Nocturna de Música (1926-1930) y fue músico en la orquesta de la XEW. Otras canciones suyas, famosas durante los años treinta, son Al pie de tu ventana (1928), Sirenitas veracruzanas (huapango, 1932), A orillas del Grijalva, Ausencia, El curripipí, El pájaro carpintero, Nada espero, Ojos tabasqueños, Ojos traviesos, Sidar y Rovirosa (corrido), Sonrisa de oro y Tristes recuerdos; además de la marcha Miguel Alemán (1946). (Con datos de la Antología folklórica y musical de Tabasco, de Francisco J. Santamaría, citado por Gabriel Pareyón en su Diccionario Enciclopédico de Música en México).

2. Y seguimos en Tabasco, ya que en la sección La Carpa presentaremos algunas canciones jocosas en la voz de Dora María,  “La Chaparrita de oro”, nacida en la colonia Tamulté de las Barrancas (Villahermosa). Intérprete de los diversos subgéneros de la música mexicana, la cantante de “Amor chiquito” conquistó el mercado nacional e internacional con su carisma, ingenio, gracia, belleza y potente voz, logrando que su nombre se ubicara en las grandes marquesinas. Es la primera cantante vernácula mexicana en presentarse en Las Vegas. Lo mismo en el famoso "Lido" (París), coincidiendo allí con la celebérrima francesa Edith Piaff y la alemana Marlene Dietrich. En el Teatro "Million Dollars" (Los Ángeles) sumó veinte temporadas. Participó en esa ciudad en el programa de televisión "De Costa a Costa" de Eddy Sullivan. En Madrid y Barcelona (España) causó sensación. En Cuba la idolatraron. En La Habana hizo radio (CMQ). Hizo cabaret (Tropicana). En Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú, dejó millares de admiradores. En una ocasión, paseaba en cayuco por las aguas del río Grijalva y, como era su costumbre, se puso a cantar, sin percatarse que locutores de la estación radiofónica XEVT (la primera estación de radio del estado) pasaban cerca. Tal y como se encontraba vestida, fue bajada del cayuco y llevada por ellos hasta la estación para que cantara ante los micrófonos de la radiodifusora. (Con datos de http://www.tabascohoy.com).

3. Hace 110 años, el 7 de enero de 1907, nació el compositor istmeño Jesús Irigoyen Rasgado, también conocido como Chu o Chuy Rasgado. Nació en Asunción Ixtaltepec, Oaxaca y murió el 28 de septiembre de 1948 en San Juan Guichicovi, Oaxaca. Fue un músico, compositor y cantante mexicano, en su repertorio compuso boleros y sones dirigió diversas bandas de música y orquestas en distintas regiones del Estado de Oaxaca, Veracruz de Ignacio de la Llave y Chiapas, su canción más conocida se titula “Naila” un bolero de corte romántico que hasta la fecha tiene gran popularidad. Al cumplir doce años ingresó en la banda de música local donde ejecutó sus primeros instrumentos que fueron la tambora y los platillos fue en ese momento cuando decidió que se dedicaría de lleno a la música, su primera composición fue “Naila” la cual se difundió rápidamente en la región del istmo de Tehuantepec afirmándose como la canción de la época. Al escuchar esta pieza acudieron a él diversos directores de orquestas para comprar sus piezas, posteriormente emprendió varias giras por diferentes pueblos. Durante quince años formó y dirigió bandas de música en la región mixe. Años más tarde Jesús Rasgado regresó a Santo Domingo Petapa donde conoció a Elodia Sosa Celaya con quien contrajo matrimonio, posteriormente dirigió bandas de música en la región de Tuxtepec y Veracruz de Ignacio de la Llave. Finalmente el 28 de septiembre de 1948 murió en la Villa de San Juan Guichicovi, a consecuencia de una congestión cerebral.

4. Escucharemos a Los Tecolines. Sergio Flores, el requinto de oro de Los Tecolines, sólo vivió 34 años, pero su amplia vida musical abarcó prácticamente esa extensión de tiempo, ya que comenzó a tocar la guitarra públicamente desde los 6 años de edad. Sergio nació en la ciudad de México el 16 de marzo de 1935 y falleció el 8 de septiembre de 1969. Fue un niño prodigio. En 1941, a los 6 años de edad, tocaba como solista música clásica en la XEB. A los 7 años debutó en el Teatro Lírico, fungiendo como su padrino artístico el actor Roberto Soto. En 1947, a los 11 años de edad, se presentó en su primer recital en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, recitales que se repetirían hasta 1960 (24 años), en que concluyó esa etapa el 15 de agosto de dicho año. Todos sus conciertos se presentaron bajo la dirección de sus mentores Daniel Gárate y Paula de Camacho. En el último concierto tocó música de Rimsky Korsakov, Isaac Albéniz, Mozart y Francisco Tárrega. Estos datos los consigna un disco titulado Homenaje Póstumo a Sergio Flores, editado en 1970 por su hermano y representante Félix M. Flores. Sergio no tenía el don del canto, pero su maestría a la guitarra y la moda de los tríos románticos, con Los Panchos a la cabeza, derivaron en la formación de un grupo inicial que llamó Los Zenzontles, en el formato de tres cantantes (Ernesto Lazareno, Francisco Elizondo y su hermano Jorge) y él como primera guitarra. En 1951, a los 16 años de edad, constituyó, con el mismo formato de Los Zenzontles, a  Los Tecolines, con Antonio Velázquez en la primera voz, José Luis Cruz Damián en la segunda y su hermano Jorge Flores en la tercera. Sergio como requinto. (Con datos e imagen tomados de www.nuestrostrios.blogspot.com).

5. El 23 de diciembre de 2012 murió la famosa compositora Ema Elena Valdelamar Casarín. Nació en la Ciudad de México el 27 de mayo de 1925. Para recordarla presentaremos una cápsula de la Cadena del Recuerdo. Debido a que su padre era contador y auditor de los Ferrocarriles Nacionales, la familia vivió en varios estados de la República Mexicana, pero cuando Ema Elena tenía 11 años, su familia se afincó en la Ciudad de México. Tempranamente mostró destreza y sensibilidad poética y ya antes de los diez años comenzó a escribir versos y narraciones sencillas. Compuso una primera canción cuando cursaba sus estudios secundarios. Adolescente todavía, decide incursionar en la radio interpretando canciones propias, en programas para artistas musicales aficionados que eran organizados por las principales radiodifusoras en la Ciudad de México. A principio de la década de los 40, la compositora logró ubicarse cantando en programas radiofónicos de la XEB, la XEQ y XEW. Pero recibió gran reconocimiento como compositora de entre otras canciones "Devuélveme el corazón" y "Mil besos", en voces de María Victoria y Los Bribones. En 1950, el cantante cubano Benny Moré, grabó" Mucho corazón", la cual tiene hoy fama mundial, logrando un éxito rotundo. En 1962, Cheque en blanco se convertiría en el himno de las mujeres.

6. Este 10 de enero se cumplen 113 años del nacimiento de Gonzalo Curiel Barba. Nació en Guadalajara, Jalisco en 1904. Falleció el 4 de julio de 1958. Sin duda fue uno de los más grandes compositores de boleros en México. En 1917, debido a la inestabilidad económica y política de Jalisco, se trasladó a California con su familia. De los trece a los diecisiete años de edad estudió piano y teoría musical con Zez Confrey en Los Ángeles. En 1922 volvió a su ciudad natal e ingresó a la Facultad de Medicina de la U de G, donde permaneció durante cinco años. Curiel dejó sus estudios de Medicina en Guadalajara, ya que su gran vocación por la música se impuso, y en 1927 dejó la universidad para trasladarse a la ciudad de México. Ya instalado en la capital trabajó como pianista en una casa de música, para la grabación de rollos de pianola. Y precisamente como pianista se inició profesionalmente en la música, tocando en la XEW. El cantante Alfonso Ortiz Tirado le pidió a Gonzalo Curiel ser su músico acompañante en una gira internacional, ya que su pianista estaba enfermo. No se olvida aquella famosa agrupación El Escuadrón del ritmo que formó Curiel y que llegó a tener gran renombre y marcó toda una época entre las orquestas de baile en eventos sociales, así como de variedad principal en teatros de revista. Gonzalo Curiel contribuyó también de manera importante en más de 180 películas de la época de oro del cine nacional.

7. Para iniciar este año, disfrutaremos la siempre especial voz de la colombiana Matilde Díaz, nacida en Cundinamarca, el 29 de noviembre de 1924 y fallecida en Bogotá, el 8 de marzo de 2002.Fue una cantante colombiana de música popular y que junto con su esposo el compositor y director de orquesta Lucho Bermúdez difundió la música colombiana por todo el continente, siendo la primera mujer en Colombia que hacía parte de una orquesta profesional y en obtener éxito y notoriedad fuera del país. Su carrera profesional en la música la inició desde niña cuando conformó un dúo con su hermana Elvira, el cual alcanzó notoriedad cuando la familia se trasladó a vivir a Bogotá y se presentaron en programas musicales en la Radio Mundial, la Voz de Bogotá, la Voz de la Víctor, en la Radio Nacional y en el Teatro Municipal, apoyadas por músicos como el maestro Wiston Miranda, cantando bambucos y pasillos. Cuando Elvira contrae matrimonio y su esposo no acepta que siga cantando, Matilde continúa por su cuenta su carrera y en 1944, cuando se ganó un concurso de talento, llama la atención del maestro Lucho Bermúdez quien la vincula a su orquesta, siendo la primera mujer en asumir esa posición en el país, por lo cual inicialmente se le atribuyó la nacionalidad mexicana para apaciguar las habladurías, pues además Matilde estaba casada con Alberto Figueroa, quien no apoyaba del todo su carrera. En 1945 viajó a Buenos Aires y allí grabaron un disco, iniciando así una descollante carrera internacional que duró dos décadas. Después de separarse de su primer marido, Matilde se casó con el maestro Bermúdez, unión que duró 18 años.

8. La poetisa yucateca Rosario Sansores, falleció hace 45 años, el 7 de enero de 1972. Nacida en Mérida el 25 de agosto de 1889, a La Habana llegó en enero de 1909, cuando contaba 19 años, y lo hizo con el fin de establecerse aquí con su esposo cubano, Antonio Sanjenís y las dos hijas. La muerte del esposo, en 1918, la devolvió a la vida pública. Colaboró entonces en la prensa habanera y en particular en algunas de sus revistas de mayor circulación, lo cual hizo de ella una figura conocida. Los semanarios Bohemia y El Fígaro le abrieron sus páginas. Buena parte del patrimonio literario de Sansores se encuentra publicado en Bohemia. Una ligera ojeada estadística da fe de la presencia de Rosario en 255 ediciones, con una obra distribuida en 122 poemas y más de 145 títulos en prosa, entre cuentos, artículos, crónicas y páginas de un abultado Epistolario sentimental. En los textos de Rosario Sansores Prén sobresale una ambivalencia que parte de su aptitud y capacidad de amar con ardiente pasión, a la vez que admite sin queja, rayando en la sumisión, su preconizado destino fatídico. Esas conductas, a juicio del poeta y actual director de la Escuela de Humanidades de la Universidad Modelo de Mérida, doctor Rubén Reyes Ramírez, “se conjugan y se resuelven finalmente, no en la negación sino en una persistente afirmación de la vida”.

9. Del compositor Manuel Corona escucharemos la canción “Longina”, en las voces de las hermanas Martí. Existe una historia alrededor de esta canción. Algunos escritos hablan de que la historia de esta canción se inició en 1918 cuando una bellísima mujer de ébano, Longina O’Farril, conoció a Manuel Corona en el solar Las Maravillas, donde vivía María Teresa Vera. “Ella nos presentó, y un rato después Corona me dijo que iba a escribir la canción. La verdad es que yo no pensé que fuera a hacerlo, pero en ese momento tomó el papel y puso los versos”, contó la joven en su momento”. Dos meses después ya estaba lista la canción. En un nuevo encuentro en casa de la trovadora, el 15 de octubre de 1918, Corona se la entregaría. Y allí sería donde María Teresa Vera la interpretaría por vez primera. ¿Pero realmente Corona se enamoró de Longina? Qué más da, aunque para los que quieran alguna respuesta, parece ser que sus protagonistas lo negaron en su momento. La mujer, ya anciana, confesó en una entrevista: “Yo sé que esto va a desilusionar a mucha gente. Porque la gente ve siempre detrás de una música o de una letra alguna pasión desatada. Y si Corona la sentía por mí, estoy segura de que no era desatada. Nunca me lo demostró…”. María Teresa Vera, íntima del trovador, mantuvo también esa versión: “Se han dicho muchas falsedades acerca de Longina, incluso que Corona estuvo enamorado de ella… A Longina le dedicó su canción por simpatía o admiración, nada más”. Lo que sí se puede decir con certeza es que Longina-Canción hizo grande a Corona y éste inmortalizó a Longina-Mujer, una dama que de indudable belleza, según los versos de la canción. (Con datos de http://cuba-musical.blogspot.mx/2008/12/longina-manuel-corona.html).

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 06 de ENERO 2017 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Programa especial de fin de año 2016

Programa especial de fin de año 2016


Presentaremos un segmento dedicado a las hermanas Águila y sus canciones; entrevista con Flor Martínez y Ramírez Corzo, hija del trovador del recuerdo Saúl Martínez; un segmento especial de la serie Ahí viene Martin Corona, en la que Pedro Infante alcanzó gran éxito radiofónico; entrevista con Isidro Olace, locutor y narrador de series radiofónicas como Kalimán El hombre increíble. Finalmente, oiremos un programa especial dedicado a Los Tres Reyes, una producción desde Pereira, Colombia de Juan Carlos Álvarez Echeverry, de la Emisora Cultural de Pereira 97.7 FM.

lunes, 19 de diciembre de 2016

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 23 DE DICIEMBRE DE 2016

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 23 DE DICIEMBRE DE 2016
* Programa especial dedicado a la publicidad radiofónica de antaño
* Oiremos La marcha Combate, La marcha Sal de Uvas, el jingle Cocaína en flor, además, Cafispirina, Rompope Santa Clara, Chicle maya (1924), la canción del negrito Colacao 
* Además, recordaremos a David Lama, Hermanas Águila y Tito Guízar, entre otros
* En la sección Una canción colombiana para el mundo, canciones que se tocan en diciembre en Colombia y en la Cadena del recuerdo, oiremos al grillito cantor

1. Este viernes y como es costumbre año con año, presentaremos un programa especial navideño con algunos recuerdos de audios relacionados con los anuncios publicitarios de la radio de antaño aderezado con canciones navideñas del pasado. con Carlos Martínez Gil y Emilio Tuero, acompañados de la orquesta de Guillermo Posada, escucharemos la marca del jabón Azteca, grabación de 1932. S Además presentaremos una grabación antigua del jingle Café Combate. Café Combate  nace en la ciudad de Chihuahua en 1923, con el nombre de “Cafetería El Combate”, ubicada en Ocampo y Morelos. Su fundador, Don José E. Díaz Díaz,  inició el negocio ofreciendo un delicioso café que él mismo tostaba en la estufa de leña. El excelente producto y su gran visión de negocios lo llevaron muy pronto a ofrecer el grano tostado y a establecer un Servicio de Entrega a Domicilio que aumentó aún más su clientela. La materia prima era transportada en furgones de ferrocarril desde el estado de Veracruz. Se constituyó como empresa en 1937, adoptando el nombre de Tostadores y Molinos de Café Combate S.A. de C.V. Café Combate es una tradición arraigada en el paladar de sus consumidores, debido a la excelente calidad que caracteriza a todos sus productos,  ya que obtiene los granos de café de las mejores zonas cafetaleras del país. A consecuencia del éxito obtenido en el estado de Chihuahua, en 1941 decide penetrar nuevos mercados, lanzando sus productos en el estado de Baja California y en el norte del estado de Sonora, decidiendo establecer tostadores en las ciudades de Mexicali y Hermosillo. (Con datos de http://www.cafecombate.com.mx).

2. Con Wello Rivas presentaremos fragmentos de un programa patrocinado por el Refresco Mexicola, asimismo presentaremos La Marcha de la Sal de Uvas Picot, en voz del propio Wello Rivas y Margarita Romero, en una grabación de 1936. "Cuando se sube el licor se apetece un refrescante, un buen vaso bien rebosante, con la sal de uvas Picot", pregonaba en 1936 un locutor, para luego dar paso a las voces de Wello Rivas y Margarita Romero: "¡Qué sabrosa sal de uvas, los doctores la recetan para niños y demás. Yo la llevo en el bolsillo siempre que salgo a viajar". En 1931 los Laboratorios Picot comenzaron a comprar tiempo aire en la radiodifusora XEW. Los anuncios comerciales fueron un éxito rotundo, y este esquema se convirtió en uno de los medios más eficaces de propaganda en el México de aquella época. Es así como surge el famoso Cancionero Picot, cuya genialidad y gusto recaía en las aventuras de Chema y Juana, dos personajes que siempre, en forma de verso, anunciaban las bondades del producto. La serie de Chema y Juana fue creada en 1932 por César Berra. Durante muchos años él dibujó las planas que aparecían tanto en el Cancionero como en espacios de diversos periódicos, en las que también colaboraba el publicista Jorge Aguilar. Chema, un charrito con un mechón de pelo sobre la frente, con grandes entradas a lo Pedro Infante y largo bigote en forma de herradura, recobraba la vida después de una noche azarosa recurriendo a Sal de Uvas Picot. Juana, una chica morena con enormes ojos oscuros y peinado a ras, no hacía más que validar el juicio de Chema al encontrar en Sal de Uvas Picot un remedio fácil y rápido a las crudas, que hasta entonces se habían combatido casi exclusivamente por medio de caldos calientes muy picosos y chilaquiles con una excesiva dosis de chiles de todos los tipos. El Cancionero Picot era distribuido en farmacias y de casa en casa. En él se encontraban las letras de las canciones más escuchadas en la XEW.

3. Carmencita Aubert hizo publicidad radiofónica de varios productos en España, muy especialmente se recuerda las canciones de Jaime Mestres para el perfume "Cocaína en flor" (1935), cuya canción promocional escucharemos este viernes en el programa. El nombre del perfume “Cocaína en flor” llama la atención. Hasta 1920, estas sustancias fueron consideradas simples fármacos y gozaban de total libertad en España, pero a partir de entonces, el consumo de cocaína, morfina u opio comenzó a ser perseguido por las autoridades. Y aunque siempre había estado prohibida su promoción, no era extraño encontrarse en los periódicos de la época con anuncios de marcas como «el jarabe de heroína de Bayer» o el comentado perfume «Cocaína en flor». Resulta curioso observar como lo que en los años treinta y cuarenta no causaba escándalo alguno, hoy sería considerado políticamente incorrecto y resultaría impensable encontrárselo en cualquier medio de comunicación. Este perfume perteneció a la marca Parera, fundada en 1912 por Albert Parera Casanova, padre de una fragancia masculina tan legendaria como Dandy. La colonia "Cocaína en Flor" nació en 1933, impulsada por una fuerte campaña de publicidad en los periódicos. Las virtudes de esta fragancia se describen con profusión, presentado anuncios como "el perfume misterioso" y la publicidad prometía un "exquisito perfume desconocido, moderno, suave y malicioso que proporciona una nueva y extraña alegría que cautiva y atrae ese hechizo”.

4. En voz de Juan Pulido escucharemos dos temas publicitarios: "El premio gordo 69" y "La salvación de Don Pancho" o Cafiaspirina, un tema grabado en 1929. "El pobre señor don Pancho tiene dolor de cabeza y no puede salir del rancho porque es muy grande el dolor". La solución es el analgésico, "qué medicina, lo aconsejan  todos con vivacidad: la Cafiaspirina". Con sus productos, Bayer está presente en México desde hace más de 100 años y como una propia empresa desde el año de 1921. A través de las décadas, Bayer en México se ha convertido en lo que hoy en día es una importante empresa con modernas plantas y una amplia presencia en todo el país. Con alrededor de 3, 150 colaboradores y ventas anuales de más de 18 mil millones de pesos, forma parte de las filiales extranjeras más importantes del consorcio Bayer a nivel mundial. Bayer en México era una empresa conocida principalmente por la Aspirina, la cual era importada por mayoristas. Después de la Primera Guerra Mundial, se introdujo la Cafiaspirina, cuyas ventas aumentaron de tal forma, que a finales de los años treinta logró una importante participación dentro del mercado mexicano. Para ese entonces, la compañía cambió su nombre a “Casa Bayer” y amplió su giro al distribuir productos químicos hacia Centroamérica. Bayer edificó su primera planta farmacéutica en un terreno del Boulevard Miguel de Cervantes Saavedra, en la colonia Granada. Esta planta también fue la primera en su género que se construyó en este país. Actualmente continúa siendo sede de las oficinas centrales de Bayer, inauguradas en 1959, recientemente ampliadas y constantemente modernizadas.

5. Xavier Quirarte en el Diario Milenio escribe que a principios de la década de los veinte del siglo pasado, una nueva forma de publicidad apareció en la naciente radio: los jingles, comerciales cantados. México fue pionero en este arte con un anuncio realizado en 1924, aunque oficialmente se da el crédito a los estadunidenses, que presentaron el suyo hasta dos años después. El primer jingle: Enrique Byron y su orquesta interpretan un cadencioso danzón que proclama que "es el rico Chicle Maya una industria y una gloria yucateca en  el extranjero elogiada... Es encanto de las damas, y de los caballeros gloria, porque no hay nada más sabroso que pueda gustar más después de fumar", el cual escucharemos este viernes, así como el famoso Rompope Santa Clara y muchos más que recordaremos. Hay frases que trascienden épocas, como: "Voy al coro y regreso", que varias  generaciones han usado para indicar que van al baño. Es parte del anuncio del rompope Santa Clara, de 1945, que se maneja como radioteatro. "¡Hermana  Engracia, hermana Engracia, qué se tira la leche!", reclama la hermana  superiora. La novicia le dice que no se preocupe, que está preparando el famoso  licor y le recita la lista de los ingredientes, a lo que la madre replica con la  famosa frase: "Voy al coro y regreso". (Con datos de Xavier Quirarte en http://www.milenio.com/cultura).

6. Desde España presentaremos algunos jingles publicitarios famosos como el de los Polvos Netol y el infaltable Colacao, una canción que decía "Yo soy aquel negrito del África tropical... (denominada también como: La canción del Cola Cao). Se trata de un anuncio radiofónico popular en España de la marca Cola Cao de chocolate en polvo creada por la empresa española Grupo Nutrexpa en 1946. La canción se identificó desde los primeros instantes con el típico recipiente metálico. Fue compuesta por Aurelio Jordi Dotras y sería cantada por Roberto Rizo. El compositor de la popular Canción del negrito del Cola-Cao Aureli Jordi Dotras falleció en Barcelona en el año de 2004. Jordi Dotras, que murió a la edad de 72 años, escribió durante la década de los años 50 la célebre Canción del Cola-Cao. Se trata de uno de los primeros anuncios en España que se repitió por la radio en España en los comienzos de los años cincuenta. Los dueños de Cola Cao (José Ignacio y José María) intuían el efecto de la radio en la población si emitían una canción pegadiza, en los comienzos de la compañía ellos pidieron un préstamo. A las dos semanas ya se notaba el efecto del mensaje publicitario. Debido al éxito en 1956 Cola Cao patrocina una radionovela: "Matilde, Perico y Periquín". El éxito de ventas del producto hizo que la empresa pasara de diecisiete empleados en 1950 a más de un centenar a finales de la década.

7. Aparte de escuchar jingles y publicidad radiofónica de antaño también recordaremos algunos cantantes, por ejemplo David Lama, quien nació el 23 de diciembre de 1923. David Lama falleció el 11 de mayo de 1985, fue hijo de un cantante que actuaba con el mismo nombre de David Lama. David Lama hijo fue también compositor de temas como “Beso chiquito”, “Quédate”, “Regalo de reyes” y la letra en español de “Candilejas”. Su nombre verdadero era David Lama Portillo nació el 23 de Diciembre de 1925 en México y falleció a causa de un cáncer de pulmón. Empezó como cantante en el año 1947 interpretando temas de Rafael Hernández Marín. David Lama estrenó el bolero “Yo vivo mi vida”, del autor Federico Baena. Durante cierto tiempo formo parte de la orquesta de Agustín Lara como cantante obteniendo mucha popularidad durante los años cincuentas. También cantó acompañado de la orquesta de Antonio Escobar. En una gira artística por Cuba grabo temas tradicionales, como "Quiéreme mucho" y "Tu qué has hecho", de los acreditados compositores, Gonzalo Roig y Eusebio Delfín, respectivamente.  Con su voz presentaremos las canciones "Confesión" y "Sinceridad".

8. El cantante y actor Tito Guízar, quien desde joven empezó a tocar guitarra y cantar, falleció el 24 de diciembre de 1999. Nació el 8 de diciembre de 1908. Fue campeón de tenis de México en 1932. En los años 30 embarcó a los Estados Unidos, supuestamente a estudiar medicina, y terminó como artista de la CBS por diez años. A partir de 1927, grabó varios centenares de discos en diversas marcas discográficas, tales como en Columbia, RCA Victor, Peerles, Olympia y Orfeón Dimsa Okeh. Allá por los años treinta despega la carrera de Guízar en Hollywood. Fue conductor durante siete años de uno de los primeros programas bilingües de la radio estadounidense en la cadena CBS. En ese tiempo actuó en varias películas de la Paramount Pictures como protagonista, alternando con actores ya famosos como Bob Hope, W.C. Fields, Virginia Bruce, Dorothy Lamour y Ray Milland. Pero sus éxitos en EE.UU. no le hicieron desvincularse de su amado México. De figura apuesta, fue el primer ídolo latino después de la muerte de Gardel. Actuó en decenas de películas mexicanas. Se casó en 1931 con la actriz y cantante Nanette Noriega, hija de Manolo Noriega, un actor cubano radicado en México. En los cincuenta hizo dúo un tiempo con su hija Lillia. Cuenta Cristóbal Díaz Ayala que en Cuba, durante sus visitas en los años cuarenta fue el primer artista que provocó aglomeraciones de público, le arrancaron los botones de la chaqueta.

9. En las voces de Las Hermanas Águila presentaremos "Noche de paz". El mejor dueto de América, así fueron llamadas Paz Águila y su hermana María Esperanza. Nacieron en el barrio de Analco, en Guadalajara. Iniciaron su formación musical bajo la dirección del pianista Antonio Moreto, en cuya compañía hicieron sus primeras actuaciones públicas en 1928. En 1931 hicieron su debut radiofónico en la XEQ de Guadalajara, y ese mismo año, con la invitación de Pedro Vargas, se trasladaron a México y cantaron en la XEW, donde conocieron a Gonzalo Curiel, quien las integró al elenco de la radiodifusora y en cuya compañía obtuvieron gran éxito con las canciones Nada espero, Sorpresa y Ven. Por su parte, Agustín Lara las contrató para que cantaran sus piezas Cisne, Escarcha, Farolito, Flores de Arabia, Mirando el mar, Oye la marimba, Piensa en mí, Por fin un beso y Rival, repertorio que grabaron y que se sumó a una serie de más de 100 discos. Desde 1938 hicieron giras por toda la República Mexicana y desde 1940 se presentaron en giras internacionales, cantando en Buenos Aires, Caracas, La Habana, Montevideo, Río de Janeiro, Santiago de Chile, Santo Domingo, Chicago, Nueva York, Los Ángeles, San Antonio y San Francisco. Aparecieron en varias películas, entre ellas La vida inútil de Pito Pérez y María. (Con datos de  Diccionario Enciclopédico de Música en México, escrito por Gabriel Pareyón).

10. Gabilondo Soler nació el 6 de octubre de 1907 en la ciudad de Orizaba, Estado de Veracruz, falleció el 14 de diciembre de 1990 en Texcoco, Estado de México. Fue un compositor mexicano de canciones infantiles. En 1932 incursiona en la estación de radio XYZ con un programa humorístico y de crítica social, por el cual ganó el apodo de El Guasón del Teclado. Posteriormente el Sr. Othón Vélez le da la oportunidad de presentar canciones para niños. El 15 de octubre de 1934 inicia un nuevo programa de 15 minutos -sin patrocinadores ni publicidad- en la XEW en el que narraba historias sobre animales y otros personajes. A sugerencia del mismo Sr. Vélez, adoptó el nombre de Cri-Cri, El Grillito Cantor. El programa se mantuvo al aire durante 27 años, siendo su última emisión el 30 de julio de 1961. En la Cadena del Recuerdo presentaremos una cápsula con una semblanza de Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri”. Desempeñó diferentes actividades durante su adolescencia y juventud, entre ellos probó la natación, después el boxeo y por último, también intenta torear y aunque no lo hacía mal, le molestaba tener que matar el toro por lo que abandonó al poco tiempo esta afición, porque no se sentía a gusto con el trato que se le daba a los animales. Decepcionado por esta y otras razones dentro del arte de la tauromaquia, comenzó a probar suerte como músico y compositor.

11. En la sección Una canción colombiana para el mundo, el coleccionista Alberto Cardona Libreros, nos hablará de las canciones populares que se tocan en diciembre en Colombia. Sobre este tema les dejamos un texto que es una colaboración de Humberto Velez, desde Sincelejo, Sucre, Colombia.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 23 de DICIEMBRE de 2016 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.


COLUMNISTA INVITADO...

LAS CANCIONES DE DICIEMBRE

POR HUMBERTO VÉLEZ CORONADO
Especial para Hasta que el Cuerpo Aguante

Sicelejo, Sucre, Colombia. Aquellos diciembres que hoy se evocan con gran nostalgia, han quedados fijos en el tiempo como inigualables; y así los conservan en su memoria, para estas calendas, muchísimas personas a todo lo largo y ancho de nuestro continente indoamericano, que se dedican por estos días a recordarlos con sentimiento y cariño, llegando al extremo de  manifestar que aquellas épocas eran mejores que las actuales, con ese oportunismo tan característico del ser humano, en virtud de que este mes se convierte en la temporada  propicia para que hagamos un alto en el trafago de compromisos y obligaciones que nos abruman, posponiéndolos en buena parte hasta el año que viene.

Como una especie de tregua acordada tácitamente entre todos, a fin de que nos podamos reunir en paz en el calor del hogar, con la familia y los amigos para celebrar la navidad y el año nuevo, lejos de las afugias inoportunas, que traen las últimas páginas del calendario, acompañados de la presencia insustituible de la música popular y de sus más destacados cultores.

Y si en el presente se recuerdan con alegría y con el mismo ímpetu del lejano ayer, eso se debe a  que el  hilo conductor que unió a varias generaciones, desde la cuna hasta la sepultura, proviene del  poder de convocatoria  de  aquellas canciones y melodías, con que se arrullaron los corazones de abuelos, padres e hijos en décadas pasadas, encargándose el crisol del tiempo, de transmitirlas por la vía de la tradición oral hasta nuestros días con pocas variaciones. Y aunque estas no se produjeron específicamente para festejar la venida del redentor; como un santo y seña, que se repite en  cada anualidad, terminaron por convertirse en los éxitos de obligatoria aceptación para dichas efemérides, sin los cuales, puede decirse que no hay navidad ni llegada del nuevo año. Porque como bien lo dice el musicólogo Orlando Mora: “La música está al lado de la vida; lleva su pulso y su ritmo, de allí su fuerza y su frenesí; y también su resistencia a las calificaciones y elaboraciones.”

Entre esas canciones, se destacan a grandes rasgos: el botecito, un tema norteamericano en la voz de Tito Guizar, que se difundía por la CBS para toda la América Latina, un corrido llamado 14 de diciembre que traspasó las fronteras aztecas hasta nuestros lares y el porro Linda Mujer del tumaqueño Nano Rodrigo, a quien apodaban el zorzal del pacifico, acompañado de su orquesta, que estaba a la par de las de Xavier Cugat y Eric Madriguera, pero que nunca tocó en su patria; temas que se dieron a conocer antes de la segunda guerra mundial.

Estos números causaron furor por esos años y representaban el repertorio obligados en los hogares latinoamericanos. Lo mismo sucedió  con el porro el ventarrón de la autoría del colombiano Alfonso Haya, grabado en Chile por la orquesta de Porfirio Díaz, que pasó a la historia como el primer aire tropical llevado al acetato en el Cono Sur. En cuanto a Colombia se refiere, en 1945 la lista se amplió enormemente, al empezar Toño Fuentes a prensar  sus propios discos en la ciudad de Cartagena, su tierra natal, que a la sazón había descubierto una mina de oro con las interpretaciones de Guillermo Buitrago. En especial La víspera de año nuevo de Tobías Enrique Pumarejo, El Año viejo de Crescencio Salcedo, que en junto con Mi cafetal del mismo autor, el gallo tuerto de José Barros, y brisa de diciembre, el éxito de Tony Zúñiga, constituyen los más sonados de todos los tiempos en nuestro país.

 De Argentina nos llegó El yo-yo interpretado por Matilde Díaz y Bob Toledo, que Lucho Bermúdez grabó  con la RCA Víctor, junto con sesenta producciones más, cuando viajó por primera vez al país austral en compañía de su esposa y cantante en 1946, a cumplir un contrato de seis meses de duración, con una orquesta integrada por músicos gauchos, recogidos para tal efecto, a  quienes de paso les enseñó a tocar el porro y la cumbia.  Lo mismo aconteció con los temas Toño Miranda en el  Valle y Yo bailo vallenato, ambos de la inspiración del Jilguero de Ciénaga, entre otros muchos, que fueron interpretados por las voces del dúo Fortich y Valencia, En este caso, le correspondió igualmente a ellos, el turno de viajar a Buenos Aires, un año después, requeridos con idéntico propósito por la misma casa disquera, que enfrascada en una competencia feroz con su rival la Odeón argentina, buscaba vincular a su sello, el mayor número de intérpretes de aires tropicales del caribe colombiano. De Alemania llegaron El barrilito y Cervecinas calientes, unas polkas ejecutadas por Will Glahe y su orquesta, que rápidamente engrosaron la lista de títulos decembrinos. México nos envió Amarga navidad de José Alfredo Jiménez en la voz de Miguel Aceves Mejía.

A Luis Carlos Meyer en 1945 y a Carmencita Pernett en 1952, les correspondió emigrar a Ciudad de México, en busca de mejores horizontes, contando con la buena suerte de ser acogidos por la orquesta de Rafael de Paz con cuyo invaluable concurso, se catapultaron internacionalmente, como los monarcas de la cumbia y el porro, triunfando en  cine, radio y televisión. De allá vinieron sus interpretaciones Micaela, La puerca, Trópico, La Historia, La vallenata, entre otras; Ay cosita linda, Sebastián rómpete el cuero, y que rico amor, etc  y en especial, el villancico de Pacho Galán ven,ven,ven en la voz de la cartagenera,quedando para la posteridad Micaela y este ultimo:

Nochebuena,
Noche de paz,
Ven, ven, ven
que en esta fiesta
hay que gozar.

Pero el único que supo capitalizar a su favor esta ola creciente de aires tropicales poco conocidos en la tierra de los hijos de Montezuma;siendo escogido por la decisión inapelable del gusto popular, para reinar sin rivales a la vista, en esta clase de música, fue a la larga, un mexicano, el hoy nonagenario Tony Camargo, que graba un espectacular Long play en 1953, con el mismo director y la misma casa disquera, cuya vigencia se quedó indeleble en el tiempo, sobre todo por reciclar con una nueva, impactante y pegajosa versión, un antiguo número: El año viejo, que desde entonces empezó a llamarse: Yo no olvido el año viejo, Como bien lo dice su interprete:

 “ Esa canción se grabó en 1953 y hasta hoy funciona, por decirlo de alguna manera; en muchos hogares se sigue despidiendo el año con ella y eso para mí, es un verdadero regalo que la vida me ha dado “
 Por tal motivo, fue invitado especialmente al Carnaval de las Artes de la ciudad de Barranquilla Colombia en febrero del 2014.conociendo así por fin la tierra natal de Crescencio Salcedo El compae mochila, el autor de tan celebre composición. Por aquella época, las grandes orquestas comenzaron a tomar conciencia de la tremenda importancia que ofrecen las festividades navideñas y de fin de año, desde el punto de vista comercial, en cuanto a sus trabajos discográficos se refiere; Y es así como le piden a sus compositores y cantantes que se encarguen de producir temas alusivos a tales efemérides. Tal fue el caso de la Sonora Matancera que grabó más de una veintena de títulos decembrinos entre 1958 y 1960, con saludos incluidos, en las voces de Celia Cruz, Carlos Argentino y Celio González, distribuyéndose con gran éxito por toda Latinoamérica y engrosando con amplitud el repertorio existente: La versión española de Jingle Bells, Rumba en navidad, En la nochebuena, Recuerdos de la navidad y Cuando llegue la navidad, entre otros. Cuyos acordes escuchamos aún por estos días.

Para completar la anterior ofensiva, la orquesta venezolana Billos Caracas Boys lanzó al mercado en 1965.un disco de larga duración intitulado “ Fin de Año “,pletóricos de éxitos navideños cantados por Cheo García, Memo Morales y José Luis Rodríguez El puma, que llegaron para quedarse. De ese LP sobresalieron Año nuevo, Cantemos con alegría, canción de navidad Y Navidad negra. En la Costa Caribe, a mediados de los sesentas sonaron duro y se quedaron para siempre Las 4 fiestas y Quiero amanecer en las voces de las ya fallecidas  Nurys Borrás y Sarita Lascarro.Dentro de este apartado en que se incluye la región atlántica colombiana, hay que poner en grandes caracteres el nombre de su mejor exponente: el Joe Arroyo y su éxito de oro: A mi Dios todo el debo. Aunque El vallenato es un género antiguo en el tiempo, tan sólo a partir de la década de los setentas, empezó a imponer clásicos navideños dentro del extenso repertorio que venimos mencionando en estas líneas. Hoy no hay jolgorio navideño en donde no pueda escucharse como inclusión obligatoria títulos como Bendito diciembre de los Betos, Navidad del Binomio de Oro, Diciembre alegre de los Hnos. López, y Mensaje de navidad y 25 de diciembre en la voz de Diomedes Díaz, entre otros.
Para los años antes aludidos irrumpió con estrepito el género salsero, como el producto de la fusión entre los ritmos afroantillanos y las tendencias musicales latinas asentadas en norteamerica.Desde entonces su popularidad y vigencia no han cesado, viéndose reflejada igualmente en las fiestas de fin de año con éxitos como Aire de navidad en la voz de Héctor lavoe,Bella es la navidad de Richie Ray y Bobby Cruz, El día de navidad de la Orquesta Harlow,Asalto navideño del Gran Combo de Puerto Rico, Ya viene la navidad de los Hnos. Lebrón y Me gustan las navidades en la voz de Gilberto Santarrosa,entre otros.

En nuestra región caribe, especialmente en las ciudades de Montería y Sincelejo, no podría hablarse de navidad, sin la influencia paisa proveniente del departamento de Antioquia, presente a todo lo largo de su geografía, con sus aportes gastronómicos y musicales, buñuelos, natillas, tamales y los temas que no pasan de moda de Los Graduados y Los Hispanos, con sus vocalistas Gustavo El Loco Quintero y el siempre recordado Rodolfo Aicardi.

En el mismo sitial debemos poner a las restantes orquestas del hermano país de Venezuela, ya que sin su música tampoco habría una buena navidad y año nuevo en nuestra tierra. Y porque de allí vino justamente el broche de oro con que se cierran estas festividades –lo mismo que acontece en México con Yo no olvido el año viejo de Tony Camargo- el éxito Faltan cinco pa’ las doce de la inspiración de Oswaldo Oropeza, en la voz de Néstor Zavarse, pero que en Colombia se popularizó en la versión de Aníbal Velásquez, con la que todos esperamos en cualquier parte la llegada del año nuevo.